Qué se lleva en vinos en 2015: Salud, value y clubbing

Independientemente que el chef de Diverxo David Muñoz se imagine un nuevo mundo futuro de placeres alrededor del vino, trasformando la vajilla y su servicio, una explosión de imaginación alrededor del contenido interior de la botella, en este informe de tendencias del vino nos basamos en lo que es más razonable y tangible, y que afecta al entorno exterior de la botella para este año 2015. Queremos saber si el vino español está en sintonía con el mercado global y sus hábitos de comportamiento. Recogemos los movimientos comerciales más repetidos en los últimos años en los que es fácil comprobar que España tiene muchas oportunidades promocionando sus uvas autóctonas, sacando más pecho ante su viñedo ecológico, o promocionando el hermanamiento vinos y tapas en las cartas de los restaurantes.

El comprador de vinos, ante la avalancha de marcas, pide a gritos vinos de buen precio y calidad, mensajes muy simples y nuevas tácticas que le hagan comprometerse con el medio ambiente o la salud. Se imponen nuevas costumbres que buscan historias emocionales, un deseo de pertenencia al club de los vinos con alma y contenido social, o sabores afrutados sin tanto alcohol que encuentran en el supermercado su espacio de venta en casi todo el globo. Bienvenidos a la era Milenio.  China tendrá que esperar hasta el 2017 para convertirse en el primer comprador de vino del mundo. Ahora le toca el turno a Estados Unidos.

1. ESPAÑA: RIOJAS Y VINOS ECO. Ya lo preconizaba Robert Parker en 2004 que España podía ser una estrella emergente en calidad y creatividad, “una mezcla de profundizar en las características más profundas de su tradición, con una filosofía de elaboración a la última”. Ya ha pasado el mito de que España es un productor de sólo volumen de cooperativa, para convertirse en productor de vinos excelentes con esencia de viña vieja de zonas nuevas que gustan fuera como Toro, Jumilla, Montsant. Rioja y Ribera, sin embargo, siguen siendo las DO’s de cabecera de los extranjeros para iniciarse en la compra de nuestros vinos. Asimismo, tres cuartos de los vinos que vendemos llevan crianza en barrica, una categoría que se convierte en un modelo, aunque no se puede descartar la riqueza ecológica que es un tesoro por explotar a juzgar del tirón por los vinos orgánicos.

 2. LOS FANS DEL VINO, LOS NUEVOS GURÚS. El mensaje de las bodegas sigue teniendo su caldo de cultivo más creciente en las redes sociales, comunicándose con los blogs de los nuevos prescriptores: los compradores de vino, que comparten ciberespacio con los críticos, sumilleres y gurús. Los vinos son puntuados y recomendados por aficionados que comparten sus experiencias en foros y apps de vinos, una herramienta que permite puntuar y recibir recomendaciones en plena mesa o en el lineal. Los fans del vino marcan la pauta para elevar a los altares a los vinos de buen precio y calidad, auténticos influencers que van a ser los causantes de que algunos vinos se mantengan en stock en las tiendas, o que se suban a los altares como best seller del año.

3. WINE BARS CON ALMA Y TERAPIA. Los wine bars empiezan a ocupar un hueco entre las dominantes cervecerías, como concepto novedoso que supera al bistrot francés, e importada de Londres o Roma. Un concepto de negocio en plena explosión, donde los vinos por copas serán nuestras guías fáciles para conocer un amplio espectro de estilos de vinos. Otra de las claves de estos lugares, es la combinación sin normativas de los vinos con platillos de cocina regional de calidad pero evolucionada, mucha hamburguesa con multisabores y algún guiño a ingredientes de inspiración asiática. La vivencia del placer y las actividades también importan, y lo refleja la filosofía triunfadora del wine bar Terroir (Nueva York), que consiguió como pionero asociar la música metal con el riesling durante los lunes como un mantra sin descanso. En Logroño, la alternativa es Wine Fandango, un espacio divertido e inclasificable donde los vinos de la carta se clasifican por momentos de consumo, y aquí la muestra: “para arrancar una conversación”, “para los que se quieren cuidar”. Su lista de”Wine Flights” tan en boga en el resto de wine bars anglosajones, son una vía rápida de conocer pocos vinos con un sólo tema. En su espacio, han apostado por los cocktails con vino e incluso revolver el armario de los recuerdos poniendo de moda las noches con porrón. ¿Hay algo más español y exportable?

Dentro de estas vinotecas con pasión por el vino, se extiende la costumbre de incorporar una tienda para vender los vinos que sirven en la misma taberna, una manera de irse con el kit completo con la ventaja de comprarlo a precio de tienda, o incluso de bodega en algunos casos. La enoteca Maridaje (Valencia) o La Tavina (Logroño) entremezclan en este sentido el tapeo, los vinos por copas y una tienda de vinos como es frecuente verlo en Francia, Estados Unidos e Italia.

TerroirNYTribeca

4. EL MUNDO NO GASTA MÁS DE 15$/botella. Los supermercados y grandes cadenas americanas son las principales provocadoras de que el mayor comprador del mundo consuma sólo vino de bajo coste. La selección de vinos extranjeros muy resultones sin defectos, con excelentes cualidades frente a los vinos locales californianos, ha hecho percibir al comprador americano que los vinos de Chile, Argentina, Nueva Zelanda, Australia o España, son una garantía muy aconsejable, y poco a poco se confía en que estos vinos baratos tengan un hermano premium con complejidad, eso sí hasta la barrera de los 15$.  Una buena noticia para los vinos españoles que antes no podían competir con los vinos argentinos o australianos a este precio.

5. VINOS PARA BRUNCHS, TV O PICNICS. El comprador milenio hasta los 30 años, es un comprador poco fiel que tiene a su disposición un exceso de informacióna través de los medios digitales, y ya no le basta con las guías, las catas o las puntuaciones. Necesitan convencerse de que cada vino tiene un beneficio, lo puede localizar fácilmente, o le resulta familiar porque conecte con sus hábitos de generación viajera, respetuosa con el medio ambiente, o porque encaja con sus gustos personales que piden menos alcohol. El éxito del vino de la serie británica Downton Abbey es un reflejo de la necesidad de crear ambientes e historias con el vino, una corriente didáctica que empieza a recorrer el mundo. Ahora ha llegado a China tras cautivar en USA. Que las bodegas lleguen a atrapar al fanático del vino a través del enoturismo, o por actividades de venta directa en bodega u otros recursos como las apps a la medida, es también uno de los retos más importantes de cara al futuro para elevar el consumo del vino entre esta población. Los brunch con moscato, o los steak nights con malbec han sido campañas de vinos con enorme acogida en Estados Unidos, y se espera que los vinos en lata o los nuevos formatos para llevar a cualquier lado, como las copas de plástico estilo yogures to take away, los Zipz y Stack Wines.

 

6. EL “NUEVO MUNDO” GOURMET ACECHA. Londres y el resto de ciudades europeas se han enamorado de recetarios nikkeis y peruanos que han abierto las expectativas hacia los vinos sudamericanos, no sólo de las zonas más populares como Chile o Argentina, sino también de Uruguay o Brasil. El apego a la armonía con platos del país es lo ortodoxo, por eso mismo los vinos españoles con las tapas y la cocina nacional deberían exprimirse en los locales españoles de todo el planeta. Por otro lado, estos platos en miniatura que España ha puesto de moda en el mundo, han irradiado un deseo de probar nuevos sabores que obligan a pensar al bodeguero que el vino que cala es el que se puede beber sin problemas y resulta más refrescante y versátil con cualquier cocina. La creciente ola de bares temáticos en torno al champagne en USA puede ser una oportunidad para los cavas a la mitad de precio.

7. CARTAS DE VINOS MINIMAL. Se imponen las cartas de vinos cada vez más sencillas, y se observa especialmente en los locales londinenses, donde priman los vinos de la casa, o en los que el número de etiquetas se corresponda con el número de platos del menú o la carta. Se trata de ofrecer experiencias sobre los sabores y de no complicar la vida al comensal. Tenemos el ejemplo de The 10 Cases en Londres, un bistrot donde sólo se ofrecen 10 vinos porque cambian constantemente para no caer en el aburrimiento.

8. SE LLEVA EL WINE MIXING. El secreto de la sangría y el wine mixing es una divertida manera de divertirse con vino, todavía poco explotada en España y muy popular en las cocktelerías de medio mundo. Una pócima a base de cítricos, especias, frutas infusionadas, licores y otras bebidas como jerez y licores. En un mundo vinícola con tantas salvoconductos,  se imponen los brunch con sangrías como las modas de los menús customizados, hasta en los fast food.

9. SE BUSCAN LAS UVAS RARAS. Los vinos más vendidos en el mundo suelen llevar cabernet sauvignon, chardonnay, sauvignon blanc o la mezcla bordelesa de merlot y cabernet sauvignon, pero el nuevo comprador en busca de vinos relación calidad/precio se decanta por probar vinos de zonas emergentes con uvas desconocidas, por esto despiertan interés los vinos de la Europa del Sur, especialmente de nuestro país, Italia y Portugal. Los críticos americanos no se cansan de alabar las uvas locales de los países del Mediterráneo, y entre sus vinos favoritos que son los californianos, se desmarca la región de Paso Robles, una seria competencia para los vinos del Nuevo Mundo puesto que esta zona dispone de viñedos multivarietales con interesantes zinfandeles, garnachas, viognier, rousanne y vinos de tipo Ródano, que son buenos modelos de calidad y precio. España, no obstante, está ocupando un nicho especial entre los vinos gracias a sus garnachas y monastrelles, y más vendibles si tienen sello ecológico, ya que el comprador internacional está mucho más concienciado en gastarse el dinero en vinos si son más naturales.

Stack Wine10. LARGA VIDA A LOS VINOS BIOS Y SOSTENIBLES. Terminaremos viendo menús bajos en calorías o con los nutrientes equilibrados. Lo mismo se percibe con la selección de vinos bajos en alcohol, vinos más frescos y ligeros ideales para comer, o vinos más naturales que provengan de bodegas que defiendan una responsabilidad por la salud de sus clientes, por eso es creciente el etiquetado que indica menos aditivos químicos y alérgicos posibles. Los vinos que sean ecológicos, que practiquen la biodinámica, con viñedos sostenibles y con firmes proyectos asociativos y comprometidos, o que añadan menos sulfitos en la composición de sus vinos, sumarán puntos en las tiendas. La bodega Emiliana en Chile, a la que pertenecen estas barricas recicladas, es un acicate biodinámico en todos sus procesos, desde el viñedo a la bodega, pasando por el trato al personal.

emiliana-organic-vineyards

Las bodegas americanas son más proclives a entender esta filosofía de ceder parte de sus beneficios a organismos sin ánimo de lucro y desarrollan programas de comercio justo o de mejoras del personal, algo que en Europa sólo lo encontramos como una certificación y apoyada exclusivamente en la agricultura. En la enología americana se imponen los usos de elaboraciones a la vieja usanza más naturales, como el uso de ánforas de barro o los depósitos de hormigón para producir vinos que eviten la sobrecarga de la madera y respeten las sensaciones más afrutadas del vino. No hay que olvidar que España, Francia e Italia producen más de 200.000 hectáreas de viñedo ecológico, a pesar de que no poseen una estructura tan asociativa como ocurre con normalidad en Chile o Sudáfrica.

11. EL DISPENSADOR MÁGICO. El sistema de alta tecnología Coravin, un ingenioso abrebotellas que permite que no se desperdicie una gota de vino a través de una aguja que se inyecta en el corcho para sellarlo como si no hubiera pasado nada, viene para quedarse y solucionar el problema de probar el vino que deseemos sin descorchar la botella. Con este artilugio, que ya lo utilizan en Monvinic, se abre u den mundo posibilidades para probar cualquier vino antes que lo compremos, o mantener botellas de los vinos por copas que se sirvan en el restaurante, o incluso en casa para comprobar en qué estado están los vinos más viejos de nuestra bodega.

 

12. COMPRADORES BUSCAN CLUB. En un mercado sobresaturado de marcas, las que emergen son las que creen conexiones con sus clientes, las que compartan contenidos con sus usuarios a través de contenidos, trasparencia, redes sociales, blogs, las que se disculpen o generen nuevas ideas para que su mensaje sea compartido. La clave será proponer mensajes cortos, concisos y de fuerte inspiración que puedan tocar las emociones y recuerdos con la idea de fidelizar y crear una relación con el usuario. La empresa vinícola que lo consiga habrá abierto la puerta hacia la creación de un club de fans. ¿Cómo hacerlo? Coppola Winery ha aprovechado el guión de la película de El Padrino para atraer visitas a la bodega. Las posibilidades de la red son infinitas, y lo ha demostrado Alder Yarrow, autor del blog Vinography, que ha conseguido editar su libro sobre la esencia de los aromas y sabores del vino (Essence of Wine) sin necesidad de editorial. Se puede también montar una viña por medio del crowfunding, como lo ha hecho Bodegas Demencia, el proyecto berciano de Nacho León o Vinos Malaparte bajo la marca Uvas Nómadas en Cebreros.

13. PREMIO AL VINO VALUE. En el ancho campo de juego de variedades, estilos y marcas de vinos, emerge, sin duda, la compra del vino con calidad y mejor precio. Los más jóvenes se decantan por vinos de bajo precio y su baza segura es la relación calidad/precio, pero en algunos momentos y para vivir experiencias únicas suelen inclinarse por vinos mucho más caros como los adultos. Como no entienden el concepto de terroir y la jerga enológica, les atrapan las historias impactantes y cortas, o saber el estilo de vino que van a tomar: si es ligero o es refrescante, o si sirve para un momento de sobremesa o para comer con pollo asado.

14. EL BOOM DEL VINO DE LA CASA. El vino de supermercado en Estados Unidos es tal movimiento, que las tiendas de medio tamaño están copiando su estrategia de vender vinos con altos márgenes por medio de sus marcas de distribuidor, y en algunos casos llegan a tener marcas blancas de vinos premium. Este tipo de marcas suponen la mitad del vino vendido en Alemania y Reino Unido, lo que supone una clara competencia a los vinos con marca que compiten en igualdad de oportunidades con las promociones de la gran distribución.

¿Alguna tendencia en vinos que estés observando y que quieras compartir?

 

 

 

 

 

Compartir:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

5 comments

  1. Enhorabuena por el articulo, añadiría un tema que me interesa como diseñador, las botellas. Me gustaría enviarte mi diseño ” Huellas “.

    Saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *