Taberna Der Guerrita: guerra por el Jerez

Armando Guerraes su nombre y no un apodo ni un eslogan. Este joven talento tomado el testigo de la taberna sanluqueña de su padre (calle San Salvador esquina con Rubiños, Barrio Bajo) para convertir el jerez en un vino cool y de aprendizaje continúo. La Taberna Der  Guerrita es una de las salas de catas más buscadas entre fanáticos del vino, un espacio blanquísimo tipo laboratorio donde “la calidez la ponen los amigos que ocupan las sillas”, donde cuelga un cartel de vinos irreverentes y enólogos transgresores. Donde se come del entorno, pero que de vez en cuando comenta que se vuelve loco…

O donde el precio siempre es ajustado, el descorche es común si uno compra la botella en la taberna. Le hicimos unas preguntas sobre su amor al jerez y su motivación para reconvertir la taberna de sus ancestros en todo un sherry bar sin límites. Todo un modelo para taberneros teniendo en cuenta las dificultades de un vino tan difícil de vender como el jerez. El jerez es la excusa, una carta de presentación hacia otro mundo por explorar…

Grupo en Taberna Der Guerrita

1. ¿Qué has decidido cambiar de la taberna de tu padre? 

Tengo que desarrollar el trabajo entre la responsabilidad de mantener una taberna clásica creada lo lago de 40 años, y la creatividad necesaria para ofrecer una visión moderna de los vinos de Jerez y Sanlúcar. He cambiado solo lo imprescindible. Eso sí, en los espacios dedicados a la cata me he sentido con la libertad de ofrecer una versión absolutamente personal.

2. ¿Qué filosofía pretendes plasmar en tu taberna?

Hice mía una frase que leí hace mucho: “desconfía del pueblo que no bebe su propio vino”. Siendo de Cádiz no es difícil hacerla propia.

3. ¿Qué ventajas e inconvenientes tiene un local sólo de vinos? 

La principal ventaja es precisamente la especialización. Inconvenientes no veo ninguno… Como mucho, podría decirte que me sorprende que España tenga las estadísticas de consumo de vino que tiene… Absolutamente deplorables y muy alejadas de países con una tradición infinitamente menor que la nuestra.

4. ¿Confías en la modalidad de los vinos por copas como solución para vender más en un bar de vinos, ¿Tienes otras armas?

Vinos por copas, catas, promociones, presentaciones, sesiones delirantes de poesía… cualquier excusa es buena si detrás hay una buena botella de vino.

 5. ¿Qué tendencias o demandas observas que están cambiando entre tu clientela?

Tanto los aficionados a los jereces como los que no lo son vienen con curiosidad por las novedades del Marco: blancos sin flor, tintos de tintilla, palo cortados experimentales, Ramiro Ibáñez, Willy Pérez…El Marco de Jerez está revolucionado y el aficionado lo sabe.

6. ¿Qué recursos tienes para vender más jerez, vinos dulces o aquellos vinos más complicados?

Niego la mayor: ningún buen vino de Jerez es complicado. Acepto que algunos vinos de Jerez pueden ser exigentes, eso sí. Hace poquito me tiré una copa de amontillado viejísimo a la boca y se me escapó una lagrimilla que en mi memoria se ha asociado al placer.

 7. Qué inspiración tienes para seguir en la brecha…

Seguir haciendo lo que estime oportuno hasta mucho después de que la brecha decida expulsarme.

Gracias Armando, tus palabras me llevan a confirmar que hay personas que en sí mismas son espacios para contribuir o servir de modelos, enseñanza y motivación para otros.

 

 

 

 

Compartir:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *