La no arquitectura de Château Margaux

El nuevo pabellón de Château Margaux es el Nouveau Chi diseñado por Norman Foster, bonito nombre y muy espiritual, puro equilibrio minimalista con los viejos edificios. Fuera de la grandiosidad de otras construcciones de Foster y su sello high tech, hay algo en la ampliación de esta bodega sacrosanta que huele a religión. “Como amante del vino, sólo hay un Château Margaux, es una marca sagrada”. Lo que más le inspira es la tradición anónima, “la arquitectura sin arquitectos”, palabras de su admirado Bernard Rudosfsky.

boceto Margaux

Hay en la bodega más privilegiada de Margaux, un profundo olor a más de cuatro siglos de terroirs de guijos, grava y un perfecto drenaje con poca arcilla con la que no se juega, ella sola aglutina más de 22 fincas grand crú de las 57 de toda región de Margaux.

El arquitecto ha puesto la tecnología del hoy al servicio de la tradición haciendo que simplemente “sea del lugar”, aunando la arquitectura local con la industria vinícola del Médoc, sin el protagonismo del estilo de su estudio, sin más pretensión de que “no se aprecie nada”. Por esto mismo, ninguna reforma de la Vinoteca o el patio de los naranjos (Orangery) recuerda a Norman Foster. Se aprecia estudio milimétrico de orientaciones de sol, aireación del viento, gravedad, análisis de la temperatura y escucha del entorno, sin juicios, sólo un deseo de perfección de uno de los vinos con mejor complejidad de Francia.

Es el trabajo del vino, el de no precipitarse, el de escuchar al paisaje. Porque un viticultor, o un enólogo, o un ingeniero que edifique una bodega no puede hacer el vino sólo, depende de su naturaleza, de que la interprete en una relación de dos. Enhorabuena por entender que el vino es relacional y a uno de los vinos más delicados del mundo, pionero en tantos avances como separar uvas blancas o tintas, o desgranar parcelas de suelos, de que la historia continúa, como si no se apreciara nada.

Fincas Margaux

 

Compartir:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *