La bolsa de vinos con fecha de caducidad

Tengo que confesar mi debilidad por estas bolsas llamadas 60 Bag que me parecen lo más apropiado para llevar botellas de vino sin peso, por su guiño ecológico, y por su afinidad con la esencia del vino porque tienen caducidad. Desde que descubrí que había sustituto posible para la bolsa de papel y que encima tiene la ventaja de que se desintegra y desaparece del sistema en dos meses, sin tener que reciclarla ni acumular papel para reciclar en casa, me pareció el invento más afín para tiendas de vino, agencias de promoción y bodegas con salas de cata. ¿Por qué no emplearla como la famosa bolsa doggy box para restaurantes?

El material está hecho en Polonia a partir de un tejido de lino desechable con viscosa que no utiliza recursos naturales ni gasta energía durante su producción para malgastar el medio ambiente. Se descompone en 60 días, de ahí su nombre, un enorme avance frente incluso a las bolsas de polipropileno que son las bolsas de plástico reciclables denominadas engañosamente “ecológicas”. Se trata de compost porque la bolsa se descompone en contacto con humedad o calor aunque no es obligatorio tirarlas. Pueden ser usadas varios años.

Es muy difícil hablar de bolsas 100% ecológicas porque para que lo sean deben ser “compostables”, es decir, que en su proceso biodegradable los  microorganismos terminen siendo abono para las plantas, como lo son las bolsas hechas con fécula de patata. En el caso, nuestras wine bags serian un mix entre las ecológicas y las biodegradables. Se pueden encargar en formatos cuadrado, vertical, oval y rectangular con la posibilidad de incluir cualquier logo o eslogan de cualquier firma.

 

Compartir:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *