El modelo Mondavi

@LATimes

Fue estimulante recordar al otro lado del mundo a Robert Mondavi en su 50 Aniversario como bodega, uno de esos personajes y estilos de vida que conviene tener presente ya que definen nuestra cultura vinícola moderna. En buena parte gracias a él, California alcanzó el estrellato rompiendo las creencias de que una región desconocida del Nuevo Mundo en un país no productor podía lanzarse a competir con vinos de calidad y un marketing diferencial. La cata organizada por The Wine Studio y dirigida por Beth Wilcox, embajadora de los vinos de Mondavi en Europa, nos sirvió para analizar a fondo su estela y su modelo visionario que supera Napa y California y que hoy es todo un proyecto global.

IMPULSOR DE LA TECNOLOGÍA. En 1940 la familia  de Robert Mondavi (sus padres eran inmigrantes italianos que se buscaron la vida vendiendo uva en la zona de Lodi) adquiere Charles Krug Winery. Con su hermano Peter, y recién graduado de Standford, estableció los cimientos para higienizar bodegas e importar técnicas como la fermentación en frío para los vinos blancos o el uso de grandes tinos de roble francés para elaborar los chardonnays y cabernets. La relación con su hermano se enfriaría en búsqueda de otras novedades, para entonces ya se había comprometido a fundar Robert Mondavi Winery. En su viñedo había una joya: el viñedo To Kalon, 170 hectáreas de materia prima de donde se producen sus mejores cabernets.

FRANCIA ES SU INSPIRACIÓN. En los sesenta y a la edad de 50 años, en pleno auge del vino californiano, Mondavi se desplaza a Borgoña y Burdeos para adaptar algunas técnicas de vinificación y viñedo. Lo que le hizo mejorar fue preguntarse: ¿Cómo los vinos de California pueden entrar en los buenos restaurantes franceses?, ¿Cómo los grandes vinos se convirtieron en grandes? ¿De qué forma lo hicieron? Para ello piensa en ensamblar cabernet con merlot y cabernet franc, o a presentar en sociedad en Napa a la pinot noir, aderezadas con tintes de envejecimiento en roble francés. Asimismo, importa la sauvignon blanc (la renombraría fumé blanc) del Loira y revela el potencial de la chardonnay de Borgoña en su región de Oakville. Él fue el precursor de aprovechar las bondades del clima y el terroir tras su stage en Francia, o de ensayar vinos elegantes en barricas de roble francés.

about_mondavi_2

LA UNIÓN HACE LA FUERZA. Sus buenas relaciones con enólogos de todos los confines le hicieron tejer una red de amigos y trucos de enología que aprovechó muy bien impulsando algunas joint venture con bodegas europeas. La más significativa fue con el Baron Philippe de Rotschild  con el que fundó la icónica Opus One en Napa Valley. Esta asociación dio la vuelta al mundo tras descubrir al mundo las posibilidades de su viña To Kalon y tras la noticia de que unos desconocidos cabernet californianos habían ganado a a ciegas a burdeos legendarios en la cata The Paris Wine Tasting de 1976.

Empieza entonces una etapa gloriosa de inversiones en California en los 80 que aglutinaría una docena de bodegas californianas con capital internacional. Un interesante caldo de cultivo y experiencias que crearon una comunidad cosmopolita y un fuerte impulso para proyectar un nuevo vino elegante y carnoso made in California de estilo afrancesado listo para triunfar en todas las mesas del mundo.

La obsesión de Mondavi por la calidad la dejó patente el bodeguero italiano Angelo Gaja, que distribuye los vinos de Mondavi en Italia: «Mondavi mostró a todo el mundo que la calidad era lo más importante, era el camino que había que seguir en California, incluso se lo hizo saber a sus competidores».

SU OBSESIÓN POR LOS FOOD WINES. Su faceta de amante de las artes y la buena vida le hicieron descubrir las cocinas más exóticas para incluirlas en la mesa de sus cocinas con los vinos de la bodega. El proyecto lo envolvió de tours de formación, catas y cursos, shows y conciertos de verano que atrajeron a miles de turistas americanos y extranjeros. En los años 70, junto a su mujer Margrit Biever, creó un programa de Grandes Chefs por donde pasaron Julia Child, Paul Bocuse y un sinfín de nombres internacionales. Mondavi hablaba de «vinos para comer», o vinos que se consumían de forma inteligente, el vino no sólo era bueno para tu salud sino que mejoraba el sabor de una comida, además de la relación de los comensales.

POR QUÉ NO, SEGUNDA MARCA. Pero no todo fue elaboración de vinos premium y restaurantes de relumbrón. A finales de los 70 lanza una gama de vinos de mesa del Central Valley bajo la marca Woodbridge. Esta etiqueta paralela le permitió no obstaculizar su influencia haciendo vinos premium y proporcionó a la bodega un seguro colchón que permitió a la familia superar futuros baches económicos.

EL VINO ES SALUD Y CARIDAD. Otro de sus proyecciones fue defender las campañas de salud vinculadas con el vino. Se convirtió en un adalid de las campañas antialcohol apoyando los primeros estudios universitarios sobre los polifenoles y el carácter antioxidante del vino tinto. Su pensamiento fue beber vino de forma moderada difundiendo la importancia de la educación para poder disfrutarlo mejor. Su afán por innovar y aportar valor le llevó también crear la Wine Valley Wine Auction, que ha llegado a ser la subasta de vinos más grandes del mundo. Su primera añada de Opus One vendida en 1981 la vendió por 24.000 dólares.

MARCA GLOBAL La bodega se convierte en pública (Robert Mondavi Corp.) en los años 90 y se expansiona globalmente bajo la gestión de su hijos :Michael, en ventas, y Tim en enología. Se alían con la familia Frescobaldi en Italia, con la familia chilena Chadwick de Viña Errazúriz y con los Rosemount en Australia.

En los años 2000 y siguiendo el carácter filantrópico de su padre, se crea The American Center for Wine and Food and the Arts, se hacen donaciones para impulsar la Universidad de UC Davis. Hoy la empresa al completo está en manos de Constellation Brands después de pasar unos años de recesión que se iniciaron con el 11 S. En territorio californiano, compran Arrowood y Byron, y continuan sus miras en Nueva Zelanda adquiriendo la marca Nobilo, e hinchando músculo y apetencias en el  gélido viñedo de Niagara de Cánada con el increíble icewine dulce de la marca Inskillin.

robert-mondavi-winery-identity-01CÓMO SON SUS VINOS EXITOSOS. Casi tecnológicos en su perfección, de taninos redondos, olfato amable con fruta sazonada. Una fórmula de ensamblaje francesa pero de  impronta mediterránea. Vinos para comer con el toque justo del roble y gran peso de la fruta, plenos de acidez. Comercialmente perfectos. Tuvimos la oportunidad de probar los sauvignon blancs Fumé Blanc, los chardonnays ahumados y los cabernet sauvignon de gama alta de la casa. En la etiqueta, protagonismo absoluto de la uva, el logo unificado para toda la gama fácil de reconocer (su château contemporáneo) y distinciones a la francesa: Napa Valley es un compendio de uvas de la zona de Napa, Oakville District es selección de uvas a partir de uvas del viñedo To Kalon y la gama To Kalon Reserve, un nombre griego para las uvas más valiosas del viñedo que es considerado un grand crú en Napa. Todo un órdago de Robert Mondavi para hacer excelentes cabernets ensamblados al estilo del Opus One, su etiqueta de subasta junto a Rotschild. El vino Robert Mondavi Winery To Kalon Cabernet Sauvignon Reserva 1998 es buena muestra de estas pretensiones de hacer un cabernet sauvignon a la altura de los bordeleses.

Una de las frases que Mondavi repetía en sus inicios es que le falta mucho por aprender para llegar a obtener los mejores cabernets del mundo, pero que no cesaba en aprender. No es extraño que el eslogan de bodega sea «Making wine is a skill», y además todo un arte. Mondavi es un talento pluridisciplinar aplicado a sus vinos que demuestra a pesar de los años que el vino no sólo se hace en el viñedo, algo que a los españoles nos cuesta entender.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *