Cómo ser una bodega futurista

    @Alto Landón

Cuando conocí a Rosalía Molina en unas conferencias en Cuenca, me di cuenta que era la misma persona que me contó su preocupación sobre el cambio climático en un reportaje que escribí sobre los vinos de altura y viñas extremas para la revista Sibaritas. También era la misma persona que despachaba sus vinos Alto Landón y cantaba las virtudes de la viña natural en una feria ecológica o que maleta en ristre cruzaba el charco para vender los vinos de Cuenca al mundo. Y también era la misma persona en los mentideros vecinales tachada de “trastornada” por confiar en Landete (Cuenca) en uvas extranjeras como la malbec o al cabernet franc, por estudio concienzudo de su tierra pero también con vistas comerciales a vender sus vinos en el exterior, o a competir con el nuevo mundo en el mercado de Estados Unidos proponiendo con arrojo la misma cepa bandera que los argentinos, pero en su caso made in Manchuela, es decir, Spain.

Rosalía es de las que piensan que el vino se hace en la uva y por eso cuida el viñedo como trata a sus propios hijos de verdad, pero nunca descuida su labor comercial “porque esta labor es de largo plazo, por eso lo que crees que no te reporta en una feria, te reporta de otra manera”. Su proyecto Alto Landon representa un ideario de cómo ser una bodega futurista, una simbiosis perfecta en estas dos ramas, la de la viticultura, la elaboración y la de venta y el marketing, ese tándem que siempre está desequilibrado en las bodegas por exceso o defecto. La filosofía como bodega futurista es también un compendio de buenas actitudes de futuro, exportación y ecología, un ideario de buenas prácticas que me ha parecido apropiado reseñar:

  • VISIÓN DE FUTURO. Rosalía y su equipo en la bodega seleccionaron las viñas en función de la presión de subida de temperaturas y exceso de alcohol en los vinos que amenazaban a muchos vinos manchegos, pero en general gran parte de los vinos españoles. El cambio climático es evidente y la bodega decidió escalar a viñas de más de 1.100 metros en Landete donde los contrastes de grado y la radiación solar cegadora favorecen la floración de uvas de buen color, taninos y buena frescura. No es baladí atemorizarnos ante los resultados de un estudio de LINCGlobal (Laboratorio Internacional de Cambio Global) para el CSIC que vaticinan la reducción en un 70% del cultivo del viñedo en toda la franja central de España para el 2050. Sólo los ecosistemas de montaña o que ayuden a refrescar las uvas para evitar el riego tendrán oportunidad de sobrevivir.

 

  • UVAS GLOCALISTAS. En el viñedo de Alto Landón sólo se cultivan variedades de uva que se pueden adaptar bien a este tipo de climas de montaña y que crecen y se refinan como la malbec, la chardonnay, la syrah, la petit manseng o la cabernet franc, uvas de cuerpo medio que se convierten en más bebibles y de bonito color a esta altitud. Un torpedo en la línea de flotación de los que piensan que hay que apostar por uvas locales como la bobal o la tempranillo por tradición. Precisamente su vino L’Ame es el primer malbec español y su vino CF (de cabernet franc) de los poquísimos cabernet franc que hay en España. No digamos de la uva francesa petit manseng que se usa tradicionalmente para vinos dulces de cosecha tardía y que la bodega utiliza para mezclar con la chardonnay con su vino blanco White Alto Landón. Sin embargo, la buena fama de la uva intensa en color bobal de cepa vieja en la zona también la ha sabido aprovechar embotellando el vino Rayuelo de cepas de más de 40 años. Adiós a la creencia de que la viticultura de siempre produce los mejores vinos. En Alto Landón con suelos tan pobres y de poca producción, con arenas que convierten los vinos en más elegantes, y pedernal, que actúa de calefactor y aporta mineralidad, hay muchas posibilidades de que los vinos sean mucho más digeribles y de acidez larguísima para hacer trago muy fáciles. De hecho, sus vinos resultan llenos de aromas frutales, florales, terruño y delicados taninos.

 

  • VINOS NATURALMENTE BIO. No hace falta decir que en estos lares extremos, el cultivo de la vid es orgánico por naturaleza sin necesidad de recurrir a certificados oficiales de ecología. No se utilizan pesticidas, sólo abono natural y se pretende aprovechar toda la sabiduría humana (la de Rosalía) utilizando métodos meditados como dejar crecer la masa foliar en las espalderas o acercar las plantas por hectárea para que crezcan granos de uva más pequeños y de mayor concentración. La explicación de la bodega acerca de sus prácticas de viticultura en la web es una excelente referencia de que los términos técnicos bien contados no resultan complejos ni aburridos.

 

  • PRECIOS Y MARCAS PARA VENDER. Cada marca en la bodega es un mundo y con un diseño diferente sin una gráfica común. Un alarde de que cada vino es personal y tiene su identidad. Es llamativo que con estos vinos tan glocalistas la bodega prefiera colgarse el cartel de DO Manchuela cuando su viñedo no comparte el patrón con los de la zona por aprovechar un clima más arriesgado. No deja de ser una manera respetuosa de confiar en lo regional y autóctono, aunque su vino de malbec L’Ame se comercializa como Vino de la Tierra de Castilla. ¿Qué es más importante la marca del vino o la DO? Los precios de alto Landón también merecen un aplauso. La media son los 9€ y sus vinos más Premium como L’Ame Malbec y CF de Alto Landón llegan a 16€ que no llegan a las 10.000 botellas cada uno. No hay mejor inversión en marketing a veces que un buen precio si se corresponde con una calidad. Lo que uno no está dispuesto es a pagar por glamour sin calidad.

El mejor precio para tu vino que el que te permite venderlo a lo largo del año, de tal manera que cuando llegue a posicionarse, un incremento de precio se verá incluso como una gran oferta de relación calidad/precio. Muchas gracias a Rosalía por ser una persona inspiradora para otras bodegas y para mí.

¿Estás dispuesto a bajar el precio de tu vino?

Compartir:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *