Tu web y venta online de vinos, al día

Uno de los post que más prolifera por la red es el de cómo hacer que tus ventas on line suban como la espuma. Esto en fuera del vino es muy normal, pero en el sector de vinos las bodegas las cosas se hacen a trompicones, se empieza bien en redes sociales pero se manda alguna vez al año la newsletter, o se confía más en el distribuidor que en una inversión en marketsplaces que nos impulsan a vender. Como el futuro acecha y las bodegas siguen desmoralizadas por esta competencia y confusión entre el online y offline, voy a resumir algunos tips esenciales que no deben faltar en tu estrategia de bodega para primero hacer branding de tu marca (construir imagen antes de vender) e intentar después vender todo lo que puedas una vez que te han conocido. No desesperes, que es cuestión de constancia y hacerte amigo de la tecnología y de tomar un fuerte impulso para decirle al mundo que haces los mejores vinos del mundo a tu manera, según tu historia de vida, que esto es otro post ¿Quien lo puede decir y hacer mejor que tú?

 

1. Elige una sola historia de las que tengas y las palabras que definen a tu personalidad y tu bodega. Tienes que estar posicionado entre las keywords como número uno, vete pensando en las tuyas. Si no lo tienes claro, sigue el rastro de cómo tu empiezas a buscar un vino en la red y cómo continuas tu proceso de búsqueda.

2. Cuidado con el peso de tantas fotos y contenidos en tu web. Simplicidad, baja resolución y rapidez. Las webs maravillosas de los chateaux de Burdeos no sirven para vender, sirven para entretenerse viendo el soñado paisaje.

3. No puedes hacer una gran web si no la tienes adaptada al móvil, cualquier estrategia digital pasa por el formato responsive. El ver todo en el móvil es presente.

4. El marketing de contenidos es el plan de marketing más actual posible. Piensa en tu cliente, muestra ideas interesantes que sean diferenciales y que estén de actualidad. Sigue un hilo conductor y diviértete contando tus historias. Ni se te ocurra caer en el diario de la bodega sostenible ni en cómo podas las yemas. Sé tú mismo, tienes más vida que las vides, sé inspirador para tus vecinos.

5. Todos los contenidos y secciones de la web deben ser visibles y fáciles de encontrar. La suscripción y la tienda siempre posicionada en cabecera, no se te ocurra ser tan tímido que la escondas en el footer.

6. Queremos saber cómo te llamas, cómo es tu imagen y que ésta desprenda luz y colores, que nos llenen de positivismo. Tu home al completo debe ser la puerta de entrada y escaparate a tu hogar. Dime de un vistazo a qué te dedicas y para qué te has metido en este berenjenal de producir vinos y venderlos. A quienes.

7. Tienes que ir mentalizandote en que Google es el nuevo marchante de vinos y debes invertir en Google Adwords y Google Shopping para que tus botellas y precios aparezcan en cuanto se busque: vinos tintos ricos de monastrell o vinos para regalar a mi suegro, paseos en caballo por viñedos…

8. Sé lo más completo posible en la página de Google Business. Desde aquí aparecerá por toda la red tus horarios, tus direcciones, teléfono….

9. Ya sabemos lo que cuesta hacer un post en un blog pero no se te olvide que si no quieres invertir en publicidad en Google, un buen artículo te posiciona rápidamente una vez que lo transmitas por las redes y a coste cero. Si no se te ocurre nada que escribir, acuérdate de que tienes la agenda llena de actividades, empieza por alguna anécdota y la filosofía de tu marca, tus empleados, lo que comes con tus vinos o lo último que has investigado para tu viñedo.

10. Es la era de la imagen. Procura que tus fotos estén etiquetadas con leyenda y palabras clave para que el rastreador las lea. El buscador lee antes las imágenes que los textos.

11. En las redes sociales, intenta que en Facebook haya comentarios más que likes e intenta compartir, no te quedes mudo. Se trata de una especie de portal de atención al cliente donde todas las informaciones puedan remitir a tu página de venta o tu home.

12. Instagram está en auge y su servicio de publicidad. Si no tienes claro qué red usar, empieza por Instagram porque el vino es entretenimiento y disfrute. ¿Para que sirve esta red social? Para relajarse, entretenerse y ver otras experiencias. ¿Fácil, no?

13. No te preocupes si no tienes fotos de alta calidad, procura tener un estilo propio en tus imágenes que se correspondan con tus valores, aunque sean caseras. Puedes retratar tu actividad diaria bajo un mismo hilo conductor. Mira las fotos cercanas de 4 Kilos.

14. La newsletter es un interesante medio de comunicación personalizado si tienes club, vendes en primicia o tienes enoturismo. Con ella puedes medir y segmentar a tus clientes, el no va más.

15. No te gastes en hacer una aplicación de móvil si no eres capaz de nutrir todos los días un blog o no vas a ser capaz de ofrecer información útil y necesaria. Las apps se descargan para hacer la vida más útil pero con un objetivo de constancia, actualización y necesidad.

16. Te volvemos a insistir en el video como arma infalible que es poco usada por las bodegas para contar sus historias. Youtube está esperándote porque apenas hay rodajes.

 

No hace falta que seas un experto en redes sociales ni en digital, pero si eres una bodega pequeña y no tienes más remedio que ser hombre-mujer orquesta, hazlo con dedicación utilizando con precisión el lenguaje. Estamos en un momento donde el contenido manda y hay toneladas de información confusa y contradictoria que no aporta nada. Las palabras tienen el poder de aclarar, explicar e iluminar. No seas del montón. Nos gustaría mucho que como bodega te convirtieras en una especie de agencia EFE de conocimiento, noticias y con opiniones. Te escuchamos.

Compartir:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

One comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *