Una bodega de película de Falcon Crest

¿Una bodega que casi es una “Gran Hermano? Ha sido reconocido como una de las bodegas más activistas en el uso de la cámara en todo el mundo. Jordan  es una enorme bodega californiana en el county de Sonoma (Healdsburg) que se aprovecha del microclima del Russian Alexander Valley para elaborar vinos estilo burdeos con cabernet sauvignon y chardonnay, tal y como como soñaron los fundadores Tom y Sally Jordan. Una encantadora pareja americana que se volvieron locos desde un viaje a Francia para importar la idea de vivir como auténticos bodegueros franceses en un château, con el objetivo de dar tanta importancia a la acogida, al alojamiento y a la comida, como a los vinos.

El gran éxito de esta bodega es recrear el sueño francés en América y aprovechar con elegancia, hasta cotas insospechadas, todos los ámbitos en los que puede abarcar el vino y los servicios de una bodega. Esta vocación por responder a las peticiones de sus clientes puede venir desde Tastevin, una aplicación para tablet que soluciona la demanda de los vinos de sus distribuidores y los restaurantes. O hasta dedicar buena parte de su día a día a grabarse en video, convirtiéndose así en líderes del videoblog de bodegas en el mundo. Su blog es un diario gráfico muy entretenido con entrevistas a los empleados, visitantes, documentales sobre los proveedores, los colores del viñedo, un sinfín de anécdotas sobre los orígenes de los dueños,  un recorrido por los restaurantes vecinales, las barbacoas primaverales, y un repertorio de chefs enseñando a cocinar recetas estacionales, o cualquier innovación en el viñedo… El día a día de una bodega, pero 24 horas.

Todos estos relatos en video le han valido a Jordan Winery los premios Best Winery Blog y Best Original Photography or Video 2013, los que concede los Wine Blog Awards impulsados por Tom Wark en su blog Fermentation, que son actualmente los Óscar a los blogeros del vino con post de habla inglesa en el mundo. Unos premios votados por los usuarios de Internet y cuyos finalistas son seleccionados por un panel de jueces de expertos. Entre los videos de Jordan Winery, hay también un portfolio de millones de fotos enfocadas a mostrar las posibilidades turísticas que puede tener una bodega, de hecho sus actividades han sido consideradas entre los mejores wine tours de todo USA, según votación de los viajeros de Trip Advisor.

El adalid de este movimiento gráfico es John Jordan, el hijo de los dueños y actual director, que además de contar sus andanzas y catas personales, suma a su cargo un reciente nombramiento como “Personalidad Filantrópica 2013” por la organización United Way (una asociación de voluntarios que promueve las buenas acciones en familias sin recursos en la comunidad), por su contribución a diversos programas para promover asistencia médicay mejoras de aprendizaje para niños sin posibles o con problemas. No es casualidad que la bodega con cámara en ristre tenga esta filosofía transparente y social teniendo a John Jordan como el impulsor también de la Fundación John Jordan, una organización volcada en estos menesteres que promueve los valores educativos en la infancia. Las palabras de John para definir esta buena causa suenan a mucho más que a las de un bodeguero tradicional. A las de un americano patriótico hasta la médula, ¿o un provocador negociante?:

“In this era of broken and dysfunctional government it is incumbent on businesses and individuals to voluntarily do what must be done to help our most vulnerable fellow citizens and ensure that all have access to the opportunities of this great country”.

Amén. ¿No parece un guión de una bodega de película?

 

 

 

Compartir:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *