Diario de venta de viticultores con “wine appeal”

@Wine Lugagge-VingardeValise

Vivimos tiempos convulsos para lo bueno y lo malo en el vino porque han cambiado y mucho las estrategias de venta. Hay más marcas de vinos que nunca y estilos de venta poco actualizados. Me interesaba recopilar algunas experiencias de bodegas pequeñas con nombre propio y de enólogos personalistas, de los que van con el vino debajo del brazo y en el otro con el móvil, y que además tuvieran una fe comercial renovada para no caer en los viejos patrones y muros comerciales.

Gracias a ellos uno se da cuenta que todavía hay romanticismo y mucha inspiración en la difícil tarea de vender vinos si se hace con una motivación extra. ¿Vamos a por ella? Resumimos valiosos consejos de estos vendedores viñateros, y al revés.

PRUDENCIA Y PACIENCIA. Son las palabras más repetidas por ellos. Juan Díez Bulnes de la bodega Bernabeleva las considera las mejores compañeras de viaje. “Pensar a largo o muy largo plazo si te lo puedes permitir facilita mucho las cosas. Si te encuentras con prisas pierdes capacidad de reacción, incluso de acción”. Para César Ruiz, de la distribuidora La Tintorería, el gran objetivo de un vino es convertirse en clásico y no en una moda pasajera, y pasa que mucha gente sólo piensa en resultados y quien no lo asuma tenderá a vender un par de añadas y desaparecer”. Así que eso, paciencia.

SIEMPRE HONESTIDAD. La honestidad una aliada para La bodeguera y madre de familia Altolandón, Rosalía Molina cree que “este mundo parece de lobos donde están esperando a que te estrelles, pero también hay gente que queda para siempre, de ellos ha tratado de aprender”. El proyecto y el mensaje llega mucho más y más fácil si es de verdad, comenta el autor de los vinos artesanos Tentenublo, Roberto Oliván, que confía en que cuanto más trasmites lo que haces,más rápido vienen los resultados: la gente viene después viene a visitarte, lo que se traduce en ventas”. Honestidad es lo mismo para César Ruiz que la autenticidad: A día de hoy el camino pasa por creerte lo que vendes, por informarte y formarte antes de decidir. Germán Blanco, el viñador de Quinta Milú cree por su cuenta que “las viñas son “verdades embotelladas” donde se organizan fiestas, comidas campestres, así que elige vender no sólo botellas sino proyectos de vida que afectan a pueblos y regiones”. ¿Hay algo más mítico? “Y a esperar que te compren, nunca salgas a vender, si creas fidelidad y necesidad tendrás futuro…”.

APRENDER A DECIR NO. Aprender para practicar sin descanso, porque todos han tenido que pasar por el aro del error. El alma de Quinta Milú y Altos de San Esteban dice rotundamente “no” a las viñas que sólo dan problemas, a las ventas peligrosas, a crecer más de lo que uno puede asumir”. Xabier Sanz de Viña Zorzal ha aprendido que el cliente a veces no tiene la razón desde que importador de USA casi les volvió locos para adaptar los vinos al gusto americano: más madera, menos… y “llegamos a la conclusión que nuestros Viña Zorzal son así, te gustan o no, y punto, y no vamos a cambiar nada”.

DE TÚ A TÚ Y DE VIAJE. “Cada vez hay más compradores que buscan historias, no sólo vinos baratos y con una bonita presentación”, dice Rosalía de Altolandón, que hoy cuenta su biografía de viajera bodeguera por las redes. Para mover los vinos tú te tienes que mover con ellos, pero evitaría hacer alguna vuelta al mundo a lo loco, ahora selecciono donde y cómo vendo”.  Las redes sociales han sido el cauce de venta en nacional para Viña Zorzal:”además del boca a boca, porque en definitiva nos conocemos todos”. En un viaje de dos semanas a Japón me tiré presentando los vinos, hablando sin parar y disfrutando con la gente que tenia la misma pasión, y ninguno era occidental”. Bernabeleva prefiere no estar en las redes sociales y ha dejado de enviar botellas sueltas con el objetivo de viajar con ellas y conocer directamente a los distribuidores, un trabajo más directo que coincide con el de Roberto Oliván que a pesar de no ha tenido que viajar demasiado “ni se ha parado a pensar en cómo vuelan sus botellas”.

SUS LEMAS

“Hay que trabajar como si Dios existiera y pudiera vernos”. Juan Díez Bulnes

“Lo fácil es podar en luna menguante o pisar con los pies, lo difícil es hacer rentable y sostenible una bodega”. Germán Blanco

“Todo gran viaje comienza por un primer paso, pero ese primer paso es fundamental para saber en qué dirección vas”. César Ruiz

#viñazorzalmakingfriends y “Menos intervención en viticultura, en bodega, en packaging….es más”. Xabi Sanz.

“Para alcanzar cualquier propósito sólo necesitas dedicarle esfuerzo, paciencia, constancia… y los resultados llegan algún día”. Rosalía Molina

Estos alentadores consejos cierran todo un ideario de vida y ventas que empezaban con la palabra P de Paciencia y que nada tienen que ver con la Productividad.

Compartir:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

2 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *