Cómo no temer a comunicar de vinos en las redes sociales

Muchas bodegas, tiendas y restaurantes todavía no tienen muy claro que las redes sociales son el arma más potente para darse a conocer. Aún creen que es una perdida de tiempo dedicar una hora al día a Facebook, o no saben tener la paciencia para recoger los mejores frutos  a medio plazo. ¿Todavía dudamos cuando hay 150.000 cuentas de twitter que son creadas cada día?

No somos conscientes de que en Facebook hay más de un billón de usuarios. Lo que nos interesa es no temer más a las redes sociales y saber cómo aprovechamos la ingente cantidad de información que estas redes nos ofrecen, o las alternativas Pinterest, Instagram o Google+, para tomar conciencia de una vez que debemos comunicar para vender vinos con nuestra marca. Nuestros competidores del sector vinícola español utilizan Facebook  un 98% de las veces, y un 65% lo hace también junto a Twitter. Mejor una red que varias sin estar generando actividad.

1. ANTES QUE NADA, QUÉ VENDEMOS 

¿Cómo hago para atraer público a mi marca, a mi web o a mi empresa a través de las redes sociales? Pensemos primero en estas tres preguntas que pocos negocios se hacen y que son básicas:

  • ¿Dónde creo que está mi audiencia y qué redes utiliza ésta?
  • ¿Cuáles son las cualidades de mis vinos, o mis valores de marca, mis diferencias respecto al resto, y cómo las comunico para cautivar a mis usuarios?. ¿Qué buscarán en mi? ¿Por qué?
  • Pieza a pieza, voy diseñando el plano antes de construir la casa: mi identidad de marca que integrará toda la gama de vinos, los mensajes y la filosofía de mi proyecto.

2. ANTE EL EXCESO DE INFORMACIÓN

  • No se puede contraatacar abusando de comunicados simplemente por esta presente, lanzar imágenes sinsentido, o frases con (sin) alma célebres que sólo definen a las personas que las envían, pero que no describen para nada a esa marca, a sus empleados, a su paisaje y a sus productos.
  • Mirar qué hace la competencia es útil para animarse a comunicar también, pero casi siempre es desesperante contemplar la saturación de mensajes repetidos y sin valor. No merece la pena hacer lo mismo puesto que cada marca es un negocio y tiene unas miras, y debe por tanto buscar un posicionamiento único.
  • Nos olvidamos que las redes son sólo eso: redes de conexiones personales a las que les atrae el juego de la conversación, las opiniones, o responder como personas a las preguntas directas que les emitas.

3. CALIDAD DE LOS SEGUIDORES, NO ESTADÍSTICAS

  • Es una obsesión fijarse en el número de fans o seguidores de tu página, pero no sirve de nada si no has conectado con ellos o les has ofrecido nada. Interactuar con ellos es más importante que lanzar constantes torpedos de información. Terminarán por aburrirse y si no se sienten escuchados, no te seguirán.
  • Intenta atraer su interés con recursos que suelen funcionar, por muy triviales que creas que son, o hazles partícipes de una comunidad propia atizando temas candentes. Sólo un 30% de las bodegas genera conversación con sus seguidores en nuestro país, y ¿aún nos preguntamos porque nos cuesta tanto comunicarnos en las redes? Porque nosotros mismos nos aburrimos.

4. ES DIFÍCIL, PERO CONSTANCIA

  • Tanta insistencia en actualizar se debe a que los usuarios tienen exceso de soportes para estimularse, pero apenas unos segundos para leer motivos interesantes que les hagan cautivarse. Aunque escribas y publiques dos mensajes a la semana y aún te quedes extenuado, piensa que esa información se quedará apilada, o pasará desapercibida si en ese preciso momento tu target no lo ha leído.
  • Lo mejor es publicar al menos cada dos días, lo mejor seis horas a la semana.

5. ¿QUÉ PONGO DE NOVEDOSO?

  • Si no mantienes el perfil al día, se nota, y si no eres auténtico, también. El reto no es saber qué e lo que comunicas cada día, sino contar tu historia y cómo, y saber hacerlo con feedback humanista.
  • No hay otra manera que ser diferente y original, pero también sincero en todo el rastro que dejamos en responder a post, likes, fotos, o los shares que hacemos. Si no lo tienes muy claro y no sabes lo que ofrecer a la comunidad, pregúntales, o mejor aún: interésate por sus vidas, por sus impresiones, o felicítales por su trabajo si se lo merecen.
  • Las herramientas analíticas te pueden dar muchas ideas de lo que interesa a la audiencia, no seas de los que sólo se fijan en los números.

Las redes sociales son un medio imprescindible que hay que utilizar con inteligencia para extraer sus ventajas, pero si todavía no lo tenemos claro, es porque todavía hay muchos errores que vamos arrastrando como negocios: falta de personal especializado, dispersión en el target, o falta de conocimiento.

No hay duda que un buen plan de marketing en las redes nos puede generar nuevos mercados, nuevos clientes, solucionar problemas o conocer de primera mano a nuestros fans con sus quehaceres y dudas.

Si no somos de generar conversaciones gratuitas, cuidado, habrá que mirarse, porque estamos viendo a los otros como nos vemos a nosotros (y a nuestra marca). Durante cientos de años no hay otra evidencia más segura que la de que los seres humanos tienen una gran capacidad y es la de hablar y escuchar. El resto no dejan de ser utensilios y medios para hacerlo.

Hazte amigo de las redes.

 

Compartir:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *